Reading Time: 7 minutes

Entre los grandes maestros japoneses que difundieron el Shiatsu, hay uno que es menos conocido por los practicantes, porque fue sobre todo y antes que nada, un maestro de artes marciales. Tras estudiar muchos estilos de combate, se convirtió en alumno de Okuyama Ryuho sensei (fundador del Koho Shiatsu). Es Harada Shinsei, fundador tanto de la escuela marcial como del Shiatsu Jigen ryū.


HARADA Shinsei nació el 28 de diciembre de 1939 en Nagano (長野市), en la prefectura del mismo nombre, en la isla de Honshū. A los ocho años, la familia se trasladó a Osaka, donde a la edad de 11 años fue aceptado en la escuela de Shi Tennō-ji (四天王寺), el templo budista más antiguo de Japón,[1]. Más tarde tomó su nombre de monje, «Kojun».

Desde aproximadamente 1954 hasta 1961, practicó el judo Kodokan en el Gimnasio Uenomiya con WATANABE sensei, y luego el Daito Ryū Aikijujutsu y el Takuma Ryū con TAKASHIRO sensei. Aproximadamente desde 1963 hasta principios de la década de 1970 estudió Hakko Ryū Jujutsu y Koho Igaku Shiatsu, primero con el shihan GOTO y luego directamente con el fundador OKUYAMA Ryuho, y recibió la licencia más alta de esta escuela. Además de sus actividades relacionadas con los sistemas de combate cuerpo a cuerpo, HARADA Sensei también practicó Muso Jikiden Eishin Ryu Iaijutsu (espada) y más tarde Heki Ryu Kyudo (arco) bajo la dirección del shihan ENDO.

Harada Shinsei, demostración de kyudo durante el «Nihon no Matsuri», festival japonés en Gante. (c) Marianne Andries

A continuación, fundó y enseñó el Jigen Ryū, un sistema basado en todas estas experiencias, que primero se llamó en Europa «Daiwa Ryū» (大和流), pero que también se rebautizó  oficialmente en 1991 como «Jigen Ryū» (慈眼流, lit.: Escuela de la Visión de la Compasión). Pero atención, que no se equivoquen los conocedores de las escuelas japonesas. La palabra Jigen Ryū es homónima de la antigua y venerable escuela Jigen Ryū, pero cuyos caracteres se escriben 示現流 (literalmente Escuela de la Realidad Revelada) y que fue fundada por Tōgō Chūi a finales del siglo XVI.

Harada Kojun durante una clase de Shodo -caligrafía- en la oficina de Frans Copers en Gante – Bélgica. (c) Marianne Andries

De 1981 a 1984, por orden del Shitennoji, Harada sensei vivió y enseñó en Austria, luego alternó entre Bélgica, Inglaterra, Japón y Austria, antes de regresar a Japón en 1991. Creó un dojo de kyudo tradicional cerca de Suffolk, en Inglaterra. Enseñaba en una mezcla de japonés, inglés y alemán, pero lo esencial de su enseñanza pasaba a través del cuerpo. A menudo regresaba a Austria para enseñar a sus alumnos, y otras veces éstos iban  a Japón para seguir aprendiendo allí. Entre ellos, Frans Copers, fundador de la Federación Belga de Shiatsu y antiguo presidente de la Federación Europea de Shiatsu, es el heredero de la escuela Jigen-ryū para Bélgica. Aquí está su testimonio sobre HARADA sensei.

«Conocí a HARADA Kojun shinsei ( = reverendo) a finales de los años 80, unos años después de mi primer viaje a Japón, donde me quedé 8 meses para estudiar Shiatsu (Centro Iokai), formarme en Aikido y aprender más sobre Macrobiótica (Sei Shoku) y medicina y costumbres japonesas.

De hecho, un día, mientras conducía por la ciudad, vi a un japonés vestido completamente con ropa tradicional, hakama, haori, tabi, tatami zori…. y no pude evitar dirigirme a él en mi pobre japonés. Afortunadamente también hablaba alemán y un poco de inglés.

Harada Shinsei resultó ser un monje budista del templo budista Shitenno-ji. También era experto en artes marciales (Jiu Jitsu, Iai Jitsu, Tameshi giri y Kyudo), medicina japonesa (Shiatsu, Acupuntura, moxa), Shodo (caligrafía) y Chado (ceremonia del té). Además, ¡también era un gran cocinero!

Chado -ceremonia del té- en Londres con Harada sensei y Sep Overlaet, maestro de Kyudo (tiro con arco) en el templo Shitennoji. (c) Marianne Andries

Era el principal maestro de la rama europea del templo que, además de la práctica espiritual y la meditación, también dirigía un hospital y una escuela, de forma similar a como lo hacían los monasterios católicos en la Edad Media. El templo tenía una gran propiedad en Inglaterra, cerca de Londres (Suffolk), donde había aulas, dormitorios, un templo budista para el culto y un dojo de Kyudo (tiro con arco).

También tenían una gran casa, o más bien un pequeño castillo, cerca de Viena (Austria) y otra cerca de Gante (Bélgica), ciudad en la que yo vivía y sigo viviendo, donde llevaban a sus alumnos de secundaria para que entraran en contacto y estudiaran la cultura y el modo de vida occidentales.

Harada sensei a la izquierda, Nakayama san en el centro y Frans Copers a la derecha durante la preparación de una comida japonesa en la cocina del Shitenoji en Gante – Bélgica. (c) Marianne Andries

Durante tres años estudié intensamente con él, meditamos juntos, practicamos artes marciales y, sobre todo, estudié shiatsu y medicina oriental, por supuesto. Le ayudé en sus talleres y organicé algunos eventos japoneses con el personal de Shitenno-ji, como Deguchi Shinsei, el presidente de la rama europea. Estos eventos tuvieron mucho éxito en aquella época. (Nihon no Yube o despertar japonés y Nihon no Matsuri o festival japonés).

Antes de regresar a Japón, me nombró profesor de la escuela de Shiatsu Jigen Ryu Kappo.

Tras su regreso a Japón, no volví a saber de él, pero sigue formando parte de mí y de mi vida y siempre vivirá en mi corazón.

Trabajo en la columna lumbar por Harada sensei. (c) Marianne Andries

La esencia del método Jigen Ryu Shiatsu en unos pocos puntos.

  • Se tratan los meridianos, no los puntos.
  • Diagnóstico del pulso y detección del meridiano más Kyo.
  • Tratamiento de los meridianos de «equilibrio»: Hígado, Vesícula Biliar, Triple Recalentador y Maestro del Corazón. Con la técnica que yo llamo Canguro: se trata todo el meridiano de forma rítmica con un intervalo de unos cuantos cuns entre cada presión.
  • Tratamiento del meridiano Kyo con la técnica Picadura. Se toca el punto, se presiona suavemente hasta el borde de la tensión/dolor, se espera un momento y se da una fuerte presión repentina con liberación también repentina.
  • La técnica Canguro se considera más ligera que la técnica Picadura.
Demostración de Shiatsu sentado por Harada sensei. (c) Marianne Andries

Hay que tener en cuenta que los meridianos también tienen otra cualidad, por ejemplo, el tratamiento del meridiano de la Vejiga sirve para tonificar todo el cuerpo y el tratamiento del meridiano del Estómago se considera que tiene un efecto relajante.

Existen otras técnicas para tratar problemas locales, se utiliza la moxa, la acupuntura y las Zonas Hirata. Estas zonas podrían compararse con los dermatomas de la medicina occidental. »

Demostración de Iaido por Harada Shinsei. (c) Marianne Andries

En 2003 se le diagnosticó un cáncer que fue bien tratado. Recién en octubre/noviembre de 2005, Harada Sensei realizó su último seminario de Jigen Ryū Jujutsu en Viena, y celebró los «100 años de Jiu Jitsu en Austria». De regreso a Japón tras una grave enfermedad, Harada Sensei finalizó su existencia terrenal, como se dice en la tradición budista, el 9 de octubre de 2006. Deja un legado que continúan sus alumnos y asistentes.

Autor: Ivan BEL

Traductor: Maria-Elena Riva-Zuccheli


Notas:

  • [*] Foto de portada: «Demostración de shiatsu en el ‘Nihon no Matsuri’, Festival japonés de Gante
  • [1] El templo Shi Tennō-ji fue construido en 593 por el príncipe Shōtoku. Lo dedicó a los cuatro dioses reyes guardianes de los horizontes, los shitennō.
Ivan Bel