Shizuto Masunaga: su creación (parte 2)

9 Ene, 2023
Reading Time: 13 minutes

En esta segunda entrega dedicada a la obra de Shizuto Masunaga (véase la parte 1: Un genio a hombros de gigantes), Chris McAlister explora y analiza uno de los fundamentos de la obra y el pensamiento de Masunaga: su sistema de meridianos extendidos, incluida la forma en que entendió sus funciones, matizó sus localizaciones y creó extensiones.


La creación de Masunaga: resumen de una síntesis

Podemos afirmar que Masunaga reintrodujo algunas de las principales herramientas filosóficas y prácticas de la medicina oriental tradicional en el marco existente del Shiatsu, tal y como era entonces. Incluso podemos decir que el nuevo estilo, una vez establecido, representó un rediseño completo de la terapia existente, incluyendo ciertos aspectos vitales derivados de Occidente, algunos superficiales y otros más integrales.

Masunaga introdujo muchos cambios sorprendentes en el Shiatsu que heredó. En la siguiente sección, identificaremos y exploraremos cuatro áreas clave de innovación que distinguen al nuevo estilo. Cada una de ellas, a su manera, ha contribuido a hacer del Zen Shiatsu un recién llegado robusto, con sólidos cimientos y voluntad de sobrevivir, prosperar y hacer una contribución duradera al campo integrado de la salud y la conciencia.

  1. Volvió a hacer hincapié en la importancia del Ki, la energía vital, y reincorporó el concepto básico del sistema de meridianos, llegando incluso a ampliar los recorridos tradicionales para facilitar su uso por parte de los trabajadores del cuerpo. Generalmente se denominan extensiones de los meridianos de Masunaga.
  2. Actualizó el antiguo sistema de zonas para el diagnóstico abdominal (Hara) y también dibujó zonas de diagnóstico en la espalda del cuerpo.
  3.  Desarrolló un sencillo sistema de diagnóstico basado en los conceptos tradicionales de Kyo y Jitsu, comparables a Xu y Shi en la medicina china y que se traducen aproximadamente como «deficiencia» y «exceso».
  4. Por último y quizá lo más importante, revolucionó la práctica del Shiatsu. Lo consiguió gracias a dos importantes contribuciones. En primer lugar, introdujo el concepto de «presión natural». En segundo lugar, desarrolló un kata o forma totalmente nueva. Consiste en movimientos fluidos y posturas ergonómicas concebidas para crear presiones y aperturas por estiramientos, utilizando no sólo los pulgares, sino también las palmas de las manos, los codos, las rodillas y los pies.
Kyo et Jitsu (c) caligrafía de Yuji Mori

Los meridianos en el Zen Shiatsu: localización y funciones

Cuando Masunaga aprendió Shiatsu en la Escuela Namikoshi, no había meridianos, ni en la teoría ni en la práctica. Había un sistema de «puntos» o «tsubos», pero se utilizaban de forma puramente sintomática y, aunque eran útiles en la práctica, no estaban dispuestos de forma conceptualmente esclarecedora.

Masunaga se esforzaba en subrayar que la simple presión sobre los puntos nunca lograría resultados duraderos o satisfactorios, como demuestra elocuentemente esta cita del «Zen Shiatsu»:

    «La concepción común de que el Shiatsu no es más que la aplicación de una fuerte presión digital en puntos concretos del cuerpo distorsiona la verdad. El Shiatsu se basa en un sistema médico oriental completo, que explica el cuerpo humano en términos de una red de meridianos por los que fluye una energía llamada Ki».

De hecho, el Zen Shiatsu fue denominado «Shiatsu de Meridianos» por sus practicantes pioneros.

Localización de los meridianos según Masunaga

El movimiento de la terapia de meridianos en acupuntura ha experimentado un desarrollo paralelo y contemporáneo en Japón. La medicina oriental en Japón llevaba muchos años en crisis, lo que había provocado una pérdida de las habilidades táctiles tradicionales y una dependencia excesiva de las recetas puntuales.

El legendario Yanagiya Sorei, así como sus colegas y alumnos, iniciaron un vigoroso retorno al estudio de los textos clásicos de la medicina oriental, en particular el Nan Jing[1]. Su objetivo declarado era revitalizar la acupuntura volviendo al tratamiento minucioso de los meridianos según las ancestrales teorías de los cinco elementos, prestando una atención específica y rigurosa al diagnóstico del pulso y el abdomen, así como a la palpación de meridianos y puntos. El mismo tipo de tendencia puede observarse en el movimiento de acupuntura Toyo Hari, fundado por Fukushima Kodo en 1959.

Masunaga sometió el sistema tradicional de meridianos al mismo tipo de examen intenso en su trabajo clínico, utilizando la palpación punto por punto y zona por zona y la observación de las microfunciones. Sin embargo, no contento con utilizar los recorridos tradicionales de los meridianos, como hacían los acupuntores de la terapia meridiana, Masunaga extendió los meridianos, utilizando los recorridos tradicionales como base, pero prolongando cada meridiano a nuevas zonas.

En términos sencillos, la innovación de Masunaga consta de dos partes. En primer lugar, todos los meridianos se originan en el Hara o abdomen. En segundo lugar, a los meridianos tradicionales de los brazos se les ha dotado de trayectos en las piernas, mientras que los meridianos tradicionales de las piernas se encuentran ahora también en los brazos.

En la práctica, esta última innovación significa que un practicante siempre puede llegar a cualquier meridiano en cualquier momento, independientemente de la parte del cuerpo en la que esté trabajando. Por ejemplo, un practicante está trabajando en un diagnóstico o plan de tratamiento que requiere la inclusión del meridiano del Bazo y del meridiano del Intestino Delgado. Utilizando el sistema tradicional de meridianos, esto implicaría trabajar con el meridiano y los puntos de la pierna y el torso para el Bazo y, por separado, en el brazo y el hombro, para el Intestino Delgado.

En el nuevo sistema extendido de Masunaga (véanse los diagramas más abajo), el practicante puede trabajar en ambos meridianos en las piernas o en ambos en los brazos, al mismo tiempo. Además, no importa si el tratamiento se realiza acostado boca arriba, de espaldas, de costado o sentado: todos los meridianos están siempre a disposición del practicante formado en el sistema de meridianos extendidos de Zen Shiatsu.

A primera vista, la carta de meridianos de Masunaga puede parecer bastante intimidante. Incluso los profesionales ya familiarizados con los meridianos tradicionales de la medicina china pueden experimentar un sentimiento inicial de perplejidad.

Una técnica útil para navegar por el mapa es empezar por las vías tradicionales y trabajar a partir de ahí. Por lo tanto, la siguiente sección incluirá un análisis detallado del mapa de meridianos de Masunaga en relación con la cartografía tradicional de meridianos de acupuntura.

Por ejemplo, podríamos elegir mapear el meridiano del Intestino Grueso (líneas grises continuas). Como se trata de un meridiano yang, conserva su recorrido tradicional, que va desde el dedo índice hasta la parte radial del antebrazo y del brazo, pasando por la zona frontal del hombro, el cuello y la mandíbula, hasta la fosa nasal opuesta. Nada de esto es nuevo para el estudiante o practicante familiarizado con los meridianos tradicionales.

Lo que sí es nuevo es la rama que parte de la zona del Intestino Grueso en la parte baja de la espalda y pasa entre los meridianos de la Vesícula Biliar y la Vejiga a lo largo de la cara lateral y dorsal del muslo, la pantorrilla y el pie, terminando finalmente en las almohadillas de los pies con su compañero yin, el Pulmón. Otra adición nueva, pero bastante lógica, es la rama que se origina en la zona del Pulmón del abdomen superior y lateral y asciende para unirse al meridiano tradicional del Intestino Grueso en el hombro, en IG15.

Consideraciones similares se aplican al meridiano del Intestino Delgado (líneas continuas en rojo oscuro). Se mantiene su recorrido tradicional, partiendo del dedo meñique a lo largo de la cara cubital del brazo, pasando por el codo, el omóplato y la nuca, hasta la mejilla y la oreja.

Además, existe una extensión lógica desde el omóplato a lo largo de la cara lateral de la espalda, siguiendo el meridiano de la Vejiga (líneas azules continuas), su compañero Tai Yang o Gran Yang en el sistema de los Seis Niveles, y entrando en la zona del Intestino Delgado en la región lumbar.

Existe incluso una pequeña rama que se origina en la zona de los ovarios, en la parte baja de la espalda, y desciende de forma proximal hasta el lugar tradicional de los puntos Shu del Intestino Delgado y la Vejiga, en el sacro. Esta micro-rama también sirve para subrayar el estrecho vínculo que existe en la teoría del Zen Shiatsu entre el meridiano del intestino delgado y las funciones de los órganos reproductores femeninos.

Siguiendo con el meridiano del Intestino Delgado, la última y más controvertida adición, se origina lógicamente en la zona abdominal inferior del intestino delgado. Con algo menos de lógica, continúa por la parte medial del muslo y la parte inferior de la pierna, paralelamente al meridiano tradicional del Bazo. Esta extensión del Intestino Delgado se curva finalmente bajo el empeine para unirse con su compañero yin en el elemento Fuego, el Meridiano del Corazón (líneas punteadas rojo oscuro).

Una característica interesante en el contexto actual de estos dos meridianos yang es que Masunaga ha optado por dejar muy claro un fenómeno que a menudo sólo está implícito en los mapas de meridianos tradicionales: junto con todos sus colegas meridianos yang, ambos se desvían significativamente para converger en VG14 en la base del cuello, debajo de la séptima vértebra cervical. Esto sirve para enfatizar la naturaleza nodal de esta zona del cuerpo y designarla como un centro clave de la actividad energética yang, un aspecto de la teoría médica oriental tradicional que Masunaga ha decidido explicitar y enfatizar visiblemente.

Un punto de interés general en relación con la zona del pecho y la garganta del cuadro es que aquí afloran muchas ramas internas de las vías tradicionales. Esto se aplica específicamente a los meridianos yin, en particular el Corazón y el Pericardio (Maestro del Corazón, en líneas rojas discontinuas), pero también el Riñón (líneas azules discontinuas) y el Pulmón (líneas grises discontinuas).

Otro punto interesante para los amantes de los meridianos es el amplio barrido del meridiano de la Vesícula Biliar (líneas verdes continuas) alrededor de la cara posterior y medial de los omóplatos. De este modo, Masunaga nos proporciona su respuesta personal al misterio del recorrido exacto del meridiano de la Vesícula Biliar entre VB21 y 22.

Varias discusiones han girado en torno a la similitud, o no, de las extensiones de Masunaga con los antiguos Seis Niveles o vías combinadas de los meridianos mencionados anteriormente. Anteriormente, nombramos el meridiano combinado Tai Yang (Vejiga e Intestino Delgado) del modelo clásico de meridianos de los Seis Niveles.

Si examinamos las extensiones de las piernas de los meridianos Intestino Grueso e Intestino Delgado, no vemos ninguna similitud con la dinámica de los Seis Niveles. En efecto, la extensión del Intestino Delgado se sitúa en la cara medial de la pierna, tradicionalmente dominio exclusivo de los meridianos Yin.

Sin embargo, si observamos en cambio la prolongación del Triple Calentador en la pierna (líneas rojas continuas), lo encontraremos inmediatamente paralelo a la Vesícula Biliar, su pareja en el Shao Yang. Del mismo modo, el Maestro Corazón está estrechamente paralelo al Hígado, la otra mitad del Jue Yin. En el caso de la extensión del Bazo en el brazo (líneas amarillas discontinuas), podemos observar su proximidad al Pulmón, Tai Yin, su pareja en los Seis Niveles.

La extensión del Corazón hacia la pierna se encuentra en la parte medial y posterior, exactamente donde tradicionalmente circula su socio Shao Yin, el Riñón. Sin embargo, el efecto se estropea un poco por la nueva colocación del Riñón por Masunaga donde normalmente estaría la línea exterior tradicional de la Vejiga; no es del todo culpa suya.

La extensión del Corazón hacia la pierna se encuentra en la parte medial y posterior, exactamente donde tradicionalmente circula su compañero Shao Yin, el Riñón. Sin embargo, el efecto se estropea un poco por la nueva ubicación de Masunaga del Riñón, donde suele estar la línea exterior tradicional de la Vejiga; no es del todo ilógico, por supuesto, pero sí lo suficiente como para arruinar cualquier posible exactitud de la superposición con el sistema de los Seis Niveles.

De hecho, si observamos detenidamente cada una de las extensiones del sistema Zen Shiatsu, encontramos que exactamente la mitad de ellas se encuentran en un lugar que podría considerarse que corresponde a una configuración plausible de los Seis Niveles. La cuestión que se plantea entonces es si el cincuenta por ciento es suficiente para sostener una comparación de tanto peso, y si el ejercicio resulta fructífero en última instancia. Quizá, al final, todo dependa de si el vaso está medio lleno o medio vacío…

La función de los meridianos según Masunaga

Hasta ahora hemos examinado las innovaciones de Masunaga en el sistema de meridianos en cuanto a la localización anatómica de las vías específicas. Conceptualmente, Masunaga también redefinió las funciones de los meridianos, al tiempo que reincorporaba la antigua nomenclatura de los meridianos como «funcionarios», según el Nei Jing clásico.


Por ejemplo, reafirmó que la función tradicional del meridiano del Corazón era efectivamente la del emperador. Sin embargo, pasó a definir en términos modernos lo que esto significaba en términos de función:

    «El meridiano del Corazón convierte la información de los cinco sentidos en respuestas internas apropiadas y controla así todo el cuerpo como centro del Ki y de la Sangre».

Compárese esto con la descripción tradicional del Nei Jing que hacen Wang Ju Yi y Jason Robertson en su texto «Applied Channel Theory in Chinese Medicine», de 2008:

    «El Corazón ocupa la función de emperador y es el transmisor de la claridad mental».

Otro ejemplo del mismo libro, «Ejercicios Zen Visualizados», puede servir para ilustrar este punto de forma aún más clara:

    «Los Riñones y la Vejiga, desde el punto de vista de la medicina china, incluyen la función de las glándulas suprarrenales y del sistema nervioso autónomo, así como la de los órganos reproductores».

Este es quizás el ejemplo más flagrante de una tentativa útil de elucidar actualizando la terminología, cuyo efecto, sin embargo, es más bien distorsionar y oscurecer.

Compárese con la definición dada por primera vez en el Nei Jing, siempre según Wang y Robertson:

    «El Riñón ocupa la función del logro con fuerza y es el transmisor de talentos maravillosos».

Lo que vemos en estas citas de Masunaga puede entenderse como una tentativa de modernizar las definiciones antiguas y sin duda oscuras de la función meridiana, tal y como se exponen en los textos antiguos. Sin embargo, podemos considerar que este intento no es del todo convincente, y tal vez cabría señalar que el riesgo de modernizar es a menudo simplificar en exceso, excluyendo así la profundidad de matices contenidos en el lenguaje más poético y necesariamente difuso, utilizado por los antiguos.

También podríamos recordar que traducir sistemas médicos -explicar uno en función del otro- es una empresa arriesgada y ambiciosa. Es fácil que se pasen por alto sutilezas y las simplificaciones burdas sean la norma, aunque el ejercicio en sí pueda ser útil e instructivo para el médico.

(Continuará)


Notas

[1] El Huangdi Bashiyi Nanjing (chino: 黃帝八十一難經; lit. Canon de las Ochenta y Una Preguntas Difíciles del Emperador Huang» ), a menudo denominado simplemente Nan Jing.


Autor

Chris McAlister
Latest posts by Chris McAlister (see all)

Traductora

María-Elena Riva-Zucchelli
Latest posts by María-Elena Riva-Zucchelli (see all)

    Related Posts:

    Boletín de noticias

    Si no quiere perderse ningún artículo, curso, entrevista o información sobre Shiatsu, suscríbase a nuestro boletín.



      Al continuar, usted acepta la política de privacidad (ver)

      ×