Reading Time: 13 minutes

Hace mucho tiempo, los asiáticos creían que la enfermedad era el resultado de la entrada de espíritus malignos en el cuerpo para agitarlo, perturbarlo y finalmente volverlo loco o profundamente enfermo. Esta manera de pensar resulta del chamanismo, que es la forma ancestral de medicina en todas las partes del mundo. Por tanto, era necesario expulsar las enfermedades, tanto en el cuerpo como en la sociedad, de ahí las numerosas ceremonias cuyo objetivo era expulsar a los demonios con ruidos fuertes, música y petardos. Asi, tanto el cuerpo social como el carnal se liberaban de las influencias malignas. Una vez explicados los puntos chamánicos Líng (灵), aquí está los puntos que hay que vigilar para que ningún espíritu maligno venga a agitar el Qi.


Academia médica y exorcismo

Desde 702 d.C., el emperador Mommū (683-707) compuso un código que contiene la primera la reglamentación de la práctica médica en Japón. El plan de estudios y la distribución de las especialidades se basan en el modelo chino. Se creó una academia de medicina en la capital (Fujiwara, en la provincia de Yamato) gestionada por la corte, en la que sólo podían entrar los hijos de buenas familias. Pero las provincias también tenían facultades de medicina con un ingreso menos restrictivo. Esta es la lista de especialidades:

  1. Farmacia
  2. Masaje
  3. Acupuntura
  4. Exorcismo
  5. Arte médico

Es interesante observar que, mientras que el arte de la farmacopea, del masaje y de la acupuntura ya están bien establecidos, el exorcismo sigue formando parte del programa. Y sin embargo, en el año 702, ya estamos muy lejos de la medicina protochina y de sus raíces. Pero los viejos conceptos tardan en morir. Los japoneses también creen, debido a un chamanismo aún vivo, que los espíritus malignos deben ser eliminados del cuerpo para alejar las enfermedades. Esta idea no sólo es coherente con el chamanismo japonés, sino que también encuentra un eco constante en los textos chinos clásicos.

El célebre médico Sūn Sīmiǎo 孙思邈 (581 – 682), autor del Qianjin Yaofang (千金要方) (las

«Prescripciones esenciales que valen mil onzas de oro»[i]), describió en efecto una lista de 13 puntos que serían «demoníacos», que debían vigilarse como leche en el fuego.. Si estos puntos se debilitan, los espíritus podrían entrar y romper el equilibrio virtuoso del Qi derecho (Zheng Qi).

Almas flotantes

Examinamos qué significa el carácter chino 鬼 (guǐ). Según Philippe Laurent [ii], que sigue siendo la referencia en la comprensión de los nombres de los puntos chinos, debemos fijarnos en la evolución del carácter a lo largo del tiempo y en las diferentes grafías chinas que lo han hecho evolucionar.

Evolución del carácter a través de la historia de China

La primera parte del carácter indica el carácter 白 (bái) de «blanco». Esta clave es importante, ya que nos dice que se trata de algo pálido, muy parecido a lo que dibujamos hoy en día al pequeño fantasma Casper, pero también a todo lo que en su día tuvo que ver con la tierra (incluidas las personas enterradas), como en el nombre del punto BP1 隐白 (yǐn bái) o «Blanco oculto». La segunda parte representa una cabeza con una cruz, como en el carácter  del «campo», para exagerar este aspecto del fantasma. Debajo, se adivina un cuerpo un poco borroso, un poco danzante, como si flotara en el aire. El pequeño gancho indica un torbellino que el aliento de los espíritus detrás de ellos (una ventana o una puerta que se cierra…). Por último, la imagen china del fantasma no dista mucho de la que tenemos en Europa. En la versión simplificada del chino moderno (la última de la derecha), la llave «blanca» ha desaparecido, pero esto no es muy importante, ya que el cuerpo del carácter sigue siendo el mismo.

Una Yuki-Onna, una mujer de la nieve, que pierde y congela a los viajeros

La traducción más sencilla en espanol es «fantasma,espectro». Pero el diccionario también utiliza los términos «genio, espíritu de los muertos, demoníaco, pérfido, astuto, malicioso». Por tanto, la indicación es muy clara: estos espíritus no son beneficiosos. ¿Por qué no son beneficiosas? Los chinos siempre han tenido un fuerte culto a los ancestros. No basta con enterrarlos, también hay que realizar los ritos adecuados y alimentarlos en el altar ancestral. Estos son los espíritus que no han recibido los rituales y el amor de sus descendientes. Sus almas vuelven a perseguir a los vivos.

Luego pasamos a ver cómo se dice la palabra «alma» y ahí se aclaran muchas cosas: 灵魂 (Línghún) se compone de 2 magníficos caracteres:

  1. El chamán
  2. Una variante del carácter  de espectro pero con una llave delante que enfatiza la palabra o se traduce como «decir, hablar» o «nube, nubarrón, aliento». También es el carácter que designa el espíritu del Hígado, el famoso Hún. Dejemos esto por el momento, pero volveremos a ello en un próximo artículo.

Asi que, el alma es el espíritu que habla al chamán, porque fue el que le guió en el momento de la muerte. No se descuida y viene a comunicarse a través de él mediante su aliento. Asi que, el alma es lo contrario del “espectro” según este análisis.

Una última cosa que decir sobre la palabra 鬼 (guǐ). Antiguamente se utilizaba para referirse a los nómadas del norte que venían desde Mongolia para devastar las llanuras chinas. Asi que se trata de una palabra peyorativa que posteriormente se retomó como 白鬼 (bái guǐ) para referirse a los blancos que colonizaron China a partir del siglo XVIII. La palabra se sigue utilizando hoy en día. [iii]

Sun Si Miao

El hombre que registró los puntos guǐ es uno de esos grandes médicos que marcan la historia de la medicina china clásica. Sūn Sīmiǎo 孙思邈 (581 – 682) fue un médico y alquimista taoísta chino del principios de los Tang, nacido cerca de la capital Chang’an, en la provincia de Shanxi. Los taoístas no sólo son agudos observadores de la naturaleza ambiental y humana, sino también herederos de los chamanes protohistóricos. Todavía El chamanismo taoísta sigue existiendo. Su Qianjin Yaofang (千金要方) es sin duda la obra más citada del primer milenio. Como buen taoísta, formaba parte de la tradición que consideraba que la enfermedad era el resultado de la agitación de los espectros lo que explica el gran número de talismanes y el uso de conjuros, escrituras mágicas, drogas y fumigaciones agresivas para librar a los enfermos de sus demonios. 

En los capítulos 29 y 30 de su libro, explica las «Prohibiciones clásicas» Jìnjīng (禁记), que consisten en una serie de fórmulas mágicas. El practicante debía ponerse en contacto con las fuerzas sobrenaturales para curar con este conjuro: «Soy responsable del sacrificio al maestro celestial; me envían el Cielo y la Tierra». Poseo [autoridad sobre] los soldados celestiales: 100, 1000, 10.000, 100.000 [soldados] están a mi lado y detrás de mí. ¿Qué demonio se atreve a acercarse aquí? ¿Qué demonio se atreve a estar aquí? ¡Sólo un espíritu legítimo puede aparecer aquí! ¡Demonios malignos, huyan! Huye rápido, rápido, es una orden.

Pero utilizó también agujas, y fue finalmente gracias a ellas que identificó los puntos que se agitan particularmente en presencia de un caso de enfermedad. Los agrupó en una familia llamada los 13 Puntos de Muérdago.

Sun Si Miao era famoso por su ética médica, cuidando a los poderosos como los campesinos, a los ricos como los pobres, a todos los sexos y a todas las edades, sin distinción. Esta es una de las razones por las que era tan famoso, porque era querido por todos. Hoy en día uno podría sorprenderse, ya que esto parece bastante normal para un médico, pero hay que recordar que en aquella época la moral confuciana distinguía entre «gente buena» y gente pobre, y era normal no considerar a todos en pie de igualdad. Sólo en Occidente, desde la antigüedad griega (1.000 años antes de Sun Si Miao), se prestó el juramento hipocrático de tratar a personas de cualquier condición.

Los 13 puntos fantasma/demonio

Pues, es el momento de estudiar cuáles son los puntos fantasma. Estos puntos no son desconocidos para tu, pues ya los utiliza en tu práctica. La razón es sencilla: ninguno de ellos tiene la palabra guǐ en su nombre principal, sino sólo en el secundario. Es como si la historia de la medicina china quisiera ocultar estos puntos para conseguir un nuevo aspecto. Por eso siempre es interesante leer al menos una vez en la vida todos los nombres que tiene cada punto.

Nukekubi, literalmente «cuello que se desprende». Podemos ver aquí cómo vuelve a la persona loca haciéndole sentir mucho miedo.

Aqui esta la lista de Sun Si Miao, como la promulga en su tratado.

  1. 26VG rén zhōng 人中 (Centro del Hombre) alias guǐ gōng 鬼 宫 (Palacio del Demonio)
  2. 11P shǎo shāng 少商 (joven comerciante) alias guǐ xìn 鬼 信 (confianza del demonio)
  3. 1RP yǐn bái 隐白 (blanco oculto) alias guǐ lěi 鬼垒 (baluarte del demonio)
  4. 7MC dà líng 大陵 (gran valle)alias guǐ xīn 鬼 心 (corazón del demonio)
  5. 62 V shēn mài 申脉 (vaso de estiramiento) guǐ lù鬼 路 (camino del demonio)
  6. 16VG fēng fǔ 风 府 (palacio del viento) alias guǐ zhěn 鬼 枕 (almohada del demonio)
  7. 6E jiá chē 颊 车 (hueso de la mandíbula) alias guǐ chuáng 鬼 床 (lecho del demonio)
  8. 24VC chéng jiāng 承浆 (receptáculo de saliva) alias guǐ shì 鬼 市 (mercado de demonios)
  9. 5MC jiān shǐ 间使 (intervalo de uso) alias guǐ lù 鬼 路 (cueva del demonio)
  10. 23VG shàng xīng 上星 (estrella superior) a.k.a. guǐ táng 鬼堂 (sala del demonio)
  11. 1RM huì yīn 会阴 (encuentro del Yin) alias guǐ cáng 鬼 藏 (depósito del demonio)
  12. 11GI qū chí 曲池 (curva del estanque) alias guǐ tuǐ 鬼 腿 (pierna del demonio)
  13. Fuera del meridiano hǎi quán 海 泉 (fuente del mar) alias guǐ fēng 鬼 封 (frontera del demonio)

Todos estos puntos son interesantes y bien conocidos, ya que se utilizan en muchos tratamientos y no se puede sino reconocer su eficacia para ahuyentar diversos trastornos. Sin embargo, hay tres aspectos intrigantes, y uno bastante claro.

  • Esta lista no ha sido ordenada de ninguna manera. Una mente occidental habría ordenado todos los puntos del Vaso Gobernado juntos, por ejemplo, pero no es el caso. ¿A qué se debe el orden de esta lista? Es difícil de entender… Sin embargo, los clásicos dicen que hay que pinchar siempre con la misma aguja en el orden exacto en que están dispuestas. Así que hay una razón subyacente
  • Pero los puntos con la palabra «fantasma» no se detienen ahí. 10GI, 36E, 20VG y 22VG también la tienen [iv], ¿por qué no están en esta lista de Sun Si Miao? De nuevo, no hay explicación.
  • Por otra parte, si observamos la naturaleza de estos puntos, podemos contar con 6 puntos Yin y 6 puntos Yang. Aquí encontramos la constante preocupación por el equilibrio entre las dos fuerzas fundamentales del universo.

Efectos de los puntos Sun Si Miao

Si la lista de 13 puntos de Sun Si Miao es famosa y se puede encontrar fácilmente en todas partes en Internet, por otro lado nadie parece estar interesado en sus efectos terapéuticos. Sin embargo, esta es la clave más importante para comprender el propósito de esta familia de puntos que se supone que derrotan a los demonios.

Sin mirar demasiado lejos, veamos lo que hacen:

  1. 26VG: hace volver en sí, abre los sentidos, calma el Viento, despierta el Shen, facilita la circulación en el meridiano (desmayo, epilepsia, apoplejía, psicosis, desviación de la boca, trastornos psíquicos y psicosomáticos…
  2. 11P: ahuyenta el viento y el calor del pulmón, hace volver en sí, abre los sentidos (trastornos respiratorios, fiebre, desmayos, epilepsia, apoplejía, psicosis…
  3. 1BP: ayuda a contener la sangre en los vasos, disipa las flatulencias, fortalece la sangre y el bazo (insomnio, pesadillas, menstruaciones irregulares, hinchazón, enfermedades mentales…)
  4. 7MC: calma el corazón, el Shen y el dolor, aporta un alivio general (palpitaciones nerviosas, epilepsia, psicosis, trastorno bucal, trastornos mentales, insomnio, pesadillas, histeria…
  5. 62V: calma el dolor, alivia los calambres, facilita la circulación en el meridiano (epilepsia, vértigo, mareos, trastornos psíquicos y psicosomáticos, trastornos del sueño, cefaleas occipitales…
  6. 16VG: hace volver en sí, calma los calambres, abre los sentidos, disipa el Viento (apoplejía, agitación, psicosis, rinitis, migraña cervical violenta…)
  7. 6E: disipa el viento y el calor, alivia el dolor, facilita la circulación en el meridiano (neuralgia del trigémino, parálisis facial, trastornos bucales…)
  8. 24VC: facilita la circulación en el meridiano, alivia el dolor (parálisis facial, desviación de la boca, gingivitis, pulpitis…)
  9. 5MC: abre el pecho, calma el dolor, el corazón y el Shen (desmayo, síncope, epilepsia, psicosis, trastornos psíquicos…)
  10. 23VG : calma el Shen y el dolor, abre los orificios superiores, fortalece el cerebro (hemorragia nasal, apoplejía, dolor de ojos, mareos, trastornos psíquicos y psicosomáticos…)
  11. 1VC: prolapso uterino, trastornos menstruales, trastornos psíquicos y psicosomáticos…)
  12. 11IG: elimina la humedad, disipa el viento y el calor, alivia el dolor; calma el picor)
  13. H.M. Hǎi quán: elimina el calor, reduce la hinchazón, favorece la producción de Líquidos Orgánicos (pesadez e hinchazón de la lengua, sed, trastornos de la micción y del vómito, epilepsia y trastornos maníacos…) [v].

Una simple lectura de los efectos y recomendaciones de esta lista de puntos nos permite comprender rápidamente de qué se trata. La mayoría de los puntos tienen efectos contra una de las peores patologías, el calor del viento acompañado de dolor. Casi todos ellos se recomiendan para las enfermedades psíquicas y psicosomáticas y los trastornos que las acompañan. Ahora, pongámonos en la piel de un antiguo chino de hace 3000 años. Al ver la epilepsia, la apoplejía repentina, la demencia, la cara torcida por la parálisis facial, la agitación, no podía haber una comprensión moderna de estos trastornos, ya que el psicoanálisis no se había inventado. Por lo tanto, sólo podía ser la acción de espíritus malignos que venían a agitar a la persona desde su interior. Por lo tanto, nos encontramos en pleno tratamiento de los trastornos psicológicos según la medicina china. No hay ningún demonio detrás de esto y no es necesario el exorcismo. Por otra parte, el uso de estos 13 puntos será muy beneficioso para todas las personas que sufren estos trastornos. Por eso es muy interesante conocerlos y añadirlos a tu bolsa.

Buenas prácticas!


Notas:

  • [i] «Recetas de acupuntura que valen mil onzas de oro: el Tratado de acupuntura de Sun Simiao del siglo VII», traducción de Catherine Despeux, ediciones Guy Trédaniel, 1992
  • [ii] El espíritu de los puntos, Philippe Laurent, ediciones You Feng, 2010
  • [iii] También remito al lector a la excelente película «Guizi lai le» (de Wen Jiang, 2000), mal traducida como «Los demonios en mi puerta», que habla de los demonios que han regresado, es decir, los japoneses durante la guerra de ocupación.
  • [iv] Reflexión extraída de las excelentes memorias de Anne-Sophie Guillonnet «En el camino del muérdago», Centro Imhotep, 2008.
  • [v] Tratado de acupuntura: puntos fuera de los meridianos, Shing-Pok Chin, Ediciones Phu-Xuan, 2010

Autor

Ivan Bel

Traductora

Betty Marc
Latest posts by Betty Marc (see all)