¿Por qué estudiar el recorrido profundo de un meridiano?

28 Sep, 2020
Reading Time: 10 minutes

La mayoría de los practicantes de Shiatsu conocen los meridianos al dedillo. Pero ¿es realmente así? ¿Cuántos saben que existe un recorrido superficial y un trayecto profundo para cada uno de los 12 meridianos? El estudio de estos recorridos profundos mejora enormemente nuestra comprensión de los mismos.  

Descubrimiento a través del ejemplo del meridiano del Pulmón. 


Desde hace algún tiempo, tengo la suerte de conocer cada vez a más shiatsushis, sobre todo gracias a los talleres que imparto y a las redes sociales. Gente de todos los lugares y de todos los estilos viene a hacerme preguntas. Las preguntas son la esencia que empuja a un profesor a hacerse preguntas y así progresar. Este verano, durante el curso intensivo, abordé a menudo el asunto de los trayectos profundos, porque me di cuenta de que muy pocos alumnos tuvieron la suerte de aprenderlo en clase. Y, sin embargo, si existen es por una buena razón: nos cuentan historias que complementan nuestra comprensión de los meridianos. 

Tomemos un ejemplo muy sencillo de un meridiano que es bien conocido por todos los estudiantes y practicantes, ya que es el primero en el orden en que se aprenden: el Pulmón. Nadie ignora dónde comienza el primer punto del Pulmón (a 6 cun de la línea media y en el 1er EIC) que marca el inicio del meridiano, y menos aún el segundo punto, que es aún más fácil de localizar (en la depresión en la punta de la clavícula, del lado del hombro, siempre a 6 cun de distancia). Pero, para mi gran sorpresa, pocos saben que P1 es, de hecho, el inicio del meridiano de superficie, es decir, la parte en la que se puede actuar directamente sobre el meridiano a través de los puntos de afloramiento de la energía, en otras palabras, los puntos o tsubos. 

Pero hay otros recorridos que generalmente se representan en los atlas como líneas de puntos y que forman la parte profunda del meridiano. Es un poco como los icebergs, tienes la parte emergida y la parte sumergida. Esta parte sumergida da mucha información sobre la función o funciones del meridiano, sus conexiones y su vínculo con el órgano, en este caso los pulmones. Se trata exactamente de la relación Biao/Li, la relación entre la profundidad y la superficie. En el caso del meridiano del Pulmón, el recorrido profundo hace una especie de gancho por encima del ombligo, pasando así en gran parte a la zona intestinal del intestino grueso transverso y un poco del intestino delgado. En algunas versiones se lo encuentra como un gancho alrededor del ombligo. En cualquier caso, continúa a través del píloro (puerta inferior del estómago), la bolsa del estómago, el centro del diafragma, se divide a derecha e izquierda alrededor del corazón para pasar por encima de los pulmones, y unirse de nuevo bajo el manubrium (mango del esternón) y subir directamente hacia la laringe, para finalmente dirigirse lateralmente hacia el punto P1. 

Además, una segunda rama interna sale del punto P7 y se une directamente al IG1. 

¿Pero qué significa esto? 

Meridiano del Pulmón – (C) Inserm.fr 

Estudio del mini-trayecto de la mano 

En realidad, no es necesario ser un gran experto en medicina china para comprender el significado de estos trayectos profundos. 

Para la pequeña rama de la mano, se trata simplemente de ilustrar la relación de encadenamiento entre los meridianos del Pulmón y del Intestino Grueso que forman la pareja de polaridad Yin/Yang que conocemos bien y que está ligada a la energía Metal. En efecto, el Pulmón termina en el pulgar y el Intestino Grueso comienza en el dedo índice. Aunque estos dos dedos no están muy alejados, tampoco están en relación o contacto directo. Cuando era estudiante, esta cuestión me perturbaba mucho. Me explicaron que la energía no necesitaba una conexión física pues atraviesa la barrera cutánea para «saltar» al punto de partida del siguiente. ¿Ah, si? ¿Y por qué este dedo y no otro o la punta de mi nariz? En resumen, la explicación era claramente sospechosa. El camino profundo del Pulmón en la mano explica más concretamente cómo se hace la relación y sobre todo por qué punto. 

P7, Rekketsu (Liè quē en chino – 列缺) no es un punto que deba ignorarse. Situado delante de la apófisis estiloides (en la dirección del flujo meridiano), es ante todo un punto que pertenece al muy selecto club de los puntos Maestros. Sólo hay 5 en total y hacen como verdaderas navajas suizas, ya que tienen muchas aplicaciones en una zona anatómica determinada (en este caso, el pecho). Además, es un punto Raku o más conocido en chino como Luo (comunicación). ¿Y con quién crees que se comunica? Con el punto Fuente del meridiano asociado, por supuesto, que es el Intestino Grueso (GI4). Así que ya existe una relación de hecho entre los dos meridianos a través de P7. Pero eso no es todo. Si te interesan los Vasos Maravillosos, descubrirás que también es uno de los puntos de control del Vaso Concepción. También se le llama punto de apertura del Vaso Concepción, acoplado con R6. Y en el otro sentido, R6 es el punto de apertura del Vaso Yin del talón y P7 su punto acoplado. Como puedes ver, sólo estudiando este mini-trayecto profundo del Pulmón, aprendemos mucho. Entonces, ¿qué pasa con el gran trayecto profundo? 

De las profundidades del vientre al afloramiento de energía 

Sigamos ahora el gran camino profundo del Pulmón, aquel por el que pasa todo, si se me permite decirlo. No vamos a buscar demasiado en los libros para comprenderlo. Mejor, me gustaría mostrarles cómo entenderlo con simple sentido común y un poco de observación. Su gancho por encima del ombligo indica su relación con el Recalentador medio. Si está por debajo del ombligo, como un anzuelo de pescar, nos indica la importancia del vínculo entre la respiración y el nacimiento. Sin la primera respiración no hay vida y, por tanto, no hay cordón umbilical que se seque y forme un ombligo. Al principio de nuestra vida, cuando salimos de nuestras madres, antes que nada, hemos hecho una profunda inspiración. De lo contrario, un golpecito en las nalgas desencadena una reacción nerviosa y el resultado es el mismo. En otras palabras, esto significa que el vientre y la respiración están íntimamente ligados, y personalmente prefiero esta explicación, aunque sea un poco menos académica. 

Luego, la travesía del píloro, el estómago, de la parte transversal del intestino grueso y del diafragma no es inocente. En efecto, en cuanto experimentamos estrés, cortamos la respiración y entramos en apnea. Observa tu reacción cuando recibes un correo electrónico desagradable, lees noticias dolorosas en el informativo o escuchas a alguien que te critica. Y aquí estamos hablando solo de cosas que son fácilmente manejables emocionalmente. Ahora imagina que ves cómo atropellan a una persona delante de ti porque no respeta el semáforo en rojo. Durante el momento de la acción no respiras, luego gritas y te pones blanco o verde, según tu temperamento. Esto se llama shock. 

Movimiento del diafragma 

El órgano más sensible a los shocks y al estrés que sobreviene es el Pulmón e inmediatamente después el Estómago. ¿Quién no ha sentido un nudo en el estómago ante el anuncio de una mala noticia? No se tarda mucho en sentir que se cierra, ¿verdad? Esto se debe a su naturaleza celular, pero no nos perdamos. ¿Y cuál es la mejor manera de relajar esa zona? Te daré una pista: la respiración. Si la energía del Pulmón sube en el momento del estrés, entonces llorarás, de lo contrario, te calmarás si la haces bajar hacia el vientre. El diafragma, situado justo encima, es el campeón para bloquearse en caso de estrés, lo que corta automáticamente la respiración ya que es el que permite la inspiración, gracias a su movimiento hacia abajo. También en este caso será necesario realizar ejercicios respiratorios para relajarlo, sin olvidar por supuesto un buen Shiatsu. 

El resto del recorrido es bastante sencillo. El recorrido rodea el corazón por ambos lados para entrar en los pulmones, esta vez para mostrar o demostrar la conexión entre el órgano propiamente dicho y el meridiano, y luego sube hasta la laringe. La laringe es un órgano complejo del sistema respiratorio que sirve para gestionar la apertura y el cierre de las vías respiratorias, lo que permite la entrada y la salida del aire, bostezar, tragar, pero sobre todo hacer vibrar las cuerdas vocales y, por tanto, expresarse. El aire, el aliento, el habla, el pulmón, todo ello está ligado y esto explica por qué debemos tener cuidado con lo que decimos (los budistas hablan de la Palabra Correcta en el Óctuple Sendero) o de lo contrario, afectaremos a nuestra energía del Pulmón y a la del Corazón, que no está lejos. Como recordatorio, si todos los órganos Yin controlan una emoción, sólo el Corazón las siente. Ahora es el momento de que toda esta energía salga a la superficie, después de haber cuidado todos estos órganos, lo que hace en el punto 1 de Pulmón. 

De nuevo, un pequeño estudio de los nombres nos dice mucho. ¡Este punto no se llama P1! Es sólo un código tipo batalla naval para facilitar el aprendizaje al principio, pero que puede convertirse rápidamente en un escollo a medida que se avanza. No, su nombre es Chyūfu (o Zhōng fǔ en chino – 中府), que significa «Palacio Central o del Medio», «Archivo Central» según las magníficas explicaciones de Jean Motte el famoso acupuntor, y que se traduce general e inteligentemente como «Centro de las entrañas». El palacio es lo que contiene los tesoros y qué tesoro más hermoso para nosotros, los practicantes de Shiatsu, que el vientre, base y fuente del Ki. Por consiguiente, y lógicamente, los antiguos chinos bautizaron P1 con un nombre que indica el origen del camino profundo del meridiano. En la medicina china no existe la casualidad. 

Con Qigong, la meditación es una buena manera de volver a tu vientre 

Descubrir los trayectos profundos

Si con un poco de sentido común y sin entrar en explicaciones demasiado complejas, somos capaces de razonar de este modo, el estudio de los trayectos profundos se convierte en un verdadero placer de descubrimiento y aprendizaje. Muy al principio de mi enseñanza, impartí un programa de estudios en el segundo año que contenía los trayectos profundos, los tendino-musculares y los meridianos de comunicación, porque no por aprender Shiatsu se deben ignorar estos aspectos de la energía. Al contrario, estos conocimientos son importantes para tener una visión completa del enorme rompecabezas de la medicina oriental. Esto te permitirá realizar movimientos técnicos en los que no había pensado antes. Por ejemplo, si un día encuentras el P7 completamente vacío, una forma rápida y fácil de tonificarlo es mantenerlo bajo presión mientras masajeas por debajo del ombligo y fuerzas la respiración desde el hara. La rapidez de los resultados es impresionante. Por eso no pierdas más tiempo este retorno vacacional leyendo la enésima pila de libros sobre la energía Metal porque estamos entrando en el otoño, una lectura tediosa, como si no hubiera miles de temas que aún no se han escrito, y sumérgete en los trayectos profundos de los meridianos. Saldrás muy inspirado. 

Buena práctica. 


Autor: Ivan BEL

Ivan Bel

Traductora: María-Elena Riva-Zucchelli

María-Elena Riva-Zucchelli
Latest posts by María-Elena Riva-Zucchelli (see all)

    Related Posts:

    Boletín de noticias

    Si no quiere perderse ningún artículo, curso, entrevista o información sobre Shiatsu, suscríbase a nuestro boletín.



      Al continuar, usted acepta la política de privacidad (ver)

      ×