Hay gente realmente fascinante en el mundo del Shiatsu. Este es el caso de Bernard Corvi que os presentamos en esta entrevista. Practicante de Shiatsu, luego profesor, escritor sobre el tema y finalmente emprendedor. Viajero infatigable, trabajador, sobre todo pone todo su saber del Shiatsu al servicio de los más débiles. Juzgadlo: prisioneros, prostitutas, delincuentes, monjes budistas, sacerdotes… se ocupa de todos sin hacer distinciones. Porque para él, todo ser humano merece ser ayudado.


Ivan Bel : Hola Bernardo Corvi. Estoy muy feliz de entrevistarlo porque usted es una persona increíble. Emprendedor, desarrolló la marca Tatamiportable.com, pero eso no es lo que me interesa hoy. Me gustaría que hablemos de las muchas cosas que ha logrado y la dimensión social que le anima a través del Shiatsu. ¿Podría empezar diciéndome quién eres, de dónde es y cómo llegó el Shiatsu a su vida ?  

Bernardo Corvi : Hola Iván, gracias por la oportunidad que me está dando. Mi nombre es Bernardo Corvi, vivo en Italia, en un pequeño pueblo rural llamado Lesignano de ‘Bagni, en la provincia de Parma. Conocí el Shiatsu podría decir que por casualidad, a principios de los 80 del siglo pasado, pero hasta finales de los 90 solo practicaba esporádicamente, como autodidacta, una cierta presión. A mediados de los años 90 perfeccioné mi formación con una de las escuelas de Shiatsu más representativas en Europa: L’Accademia Italiana Shiatsu Do. Inmediatamente sentí el enorme potencial psicológico, social y humano que su práctica ofrecía como una oportunidad. Me fascinó desde los primeros momentos de práctica. La práctica me ha hecho descubrir oportunidades y posibilidades de relaciones humanas intensas y profundas. 

Sé que históricamente hablando, el primer país europeo al que llegó el Shiatsu fue Italia. ¿Podría decirme quién fue el primer italiano en traer el Shiatsu a su país? ¿Lo conoció ? 

La primera persona en llevar el Shiatsu a Italia fue Rodolfo Palombini [i] , quien fue incluso el primer europeo en llevar la técnica fuera de Japón. Fue en 1964 que, siguiendo a los equipos italianos en los Juegos Olímpicos de Tokio, se entrenó en el Nippon Shiatsu College de Namikoshi. En 1981 fundó la Escuela Italiana de Shiatsu en Roma, hoy dirigida por su hijo Fulvio [ii] .   

Las figuras de referencia del Shiatsu en Italia son el maestro Yuji Yahiro , quien desde febrero de 1974  comenzó a practicar y difundir el estudio del Shiatsu en el Centro “Bu sen” de Milán. Fue en este centro, en 1975, donde también inició sus estudios una de las figuras fundamentales del Shiatsu en Italia: Mario Vatrini [iii] . Un verdadero investigador, tenía ideas brillantes, aportando valiosas contribuciones y ofreciendo contribuciones revolucionarias a la práctica del Shiatsu en Italia.    

Conocí a Yuji Yahiro y asistí a un seminario con él. También asistí a un seminario en 2004 donde estaban presentes el hijo de Rudy Palombini, Fulvio, y Mario Vatrini, entre otros.

Práctica de Shiatsu en San Cristóbal de las Casas – Chiapas, México

Hoy en día, el Shiatsu es bastante común en Italia y posiblemente tenga uno de los mejores niveles de Europa. ¿Cuál es la situación del Shiatsu italiano ahora? ¿Es reconocido por el Estado ? 

En Italia el Shiatsu es una actividad libre, el profesional de Shiatsu no está obligado a tener ningún diploma, ni inscripción en registros, colegios, asociaciones. No existen limitaciones que puedan impedir el acceso a la profesión, cualquiera puede ejercer esta actividad. Salvo que decida hacer de la práctica del Shiatsu su actividad profesional, deberá cumplir con la normativa en materia de obligaciones tributarias, cotizaciones, respeto a la vida privada, etc. Obligaciones no solicitadas para quienes pretendan practicar la disciplina como pasatiempo, cultivo personal, voluntariado sin recibir compensación alguna.

En Italia, se promulgó una ley, la 4/2013, que constituye la legislación de referencia en lo que respecta a las “profesiones no organizadas en órdenes o colegios”, incluso de “profesiones asociativas” y prevé la posibilidad de formar asociaciones de carácter privado para profesiones sin registro. La ley se promulgó de acuerdo con los principios de la Unión Europea sobre competencia y libre circulación.

Las asociaciones profesionales de Shiatsu más importantes de Italia son tres: APOS , COS , FISIEO , que requieren ciertas condiciones para ser reconocidas por el MISE (Ministerio de Desarrollo Económico). Como se dijo anteriormente, aunque la pertenencia a una asociación no es obligatoria para la profesión, ellas representan la figura del profesional de Shiatsu frente al Estado, asegurando la calidad de la formación y la transparencia para certificar al usuario final la certeza de calidad profesional superior.

Volvamos a usted. El Shiatsu ha sido tal revelación para usted, que muy temprano decidió ofrecerlo más allá de las fronteras italianas, en particular impartiendo cursos en México, Cuba y en la Universidad de Brasilia, capital de Brasil. Cuénteme sobre eso, por favor. ¿Cómo le fue ? 

A medida que fui entrando en la práctica, descubrí que la calidad de mi vida aumentaba en paralelo. Me sentí y todavía me siento satisfecho y emocionado cada vez que pongo mis manos y practico Shiatsu con la gente. Cada contacto es una nueva experiencia intensa y relacional, que, a menudo trasciende los estados de conciencia.

Descubrí que gracias a las prácticas voluntarias, el Shiatsu podía ingresar a todos aquellos lugares donde las puertas probablemente no se abrirían, especialmente en áreas de severo sufrimiento social. Al gestionar la formación de parte de mi región, para la escuela de la que formaba parte, tuve la oportunidad de organizar, también gracias a mis alumnos, diversas experiencias de voluntariado, como prácticas en entornos psiquiátricos donde ya estaba presente, la nuestra, pero también las ciudades de tiendas de campaña que acogieron a las víctimas del terremoto de Emilia-Romagna en 2020, y también las experiencias en prisión.

Bernardo posando frente a la bandera de Cuba

Sin embargo, un hecho específico me llevó a Brasil. He colaborado muy activamente en los proyectos de una asociación que, por desgracia ya no existe: Shiatsu Do voluntariado . A su vez, esta asociación ha apoyado proyectos en Brasil a través del proyecto “Fly” (Felipe de Lyon) dirigido por Donna Vittoria Garofalo, fallecida hace unos años, conocida por Mario Vatrini en sus viajes relacionados con el estudio de las condiciones del trance en Umbanda [iv] . El proyecto tenía como objetivo brindar educación escolar y una comida caliente diaria a los niños en un pueblo a pocas horas en coche de Brasilia: Palanaltina de Goyas. En esa época estaba trabajando en mi primera obra, un libro de poesía, inspirado en el movimiento interior nacido de mi práctica. 
Un hecho terrible, la muerte en dramáticas condiciones de Valentina, a los dieciocho años, hija de mi colaboradora y colega más cercana, me hizo preguntarme cómo continuar el gran trabajo de esta niña y su madre, al decidir donar sus órganos para salvar la vida de otros. Encontré una editorial sensible al proyecto e imprimimos copias del libro, donando todas las ganancias al proyecto en Brasil. Me abrió las puertas a mi muy rico viaje allí, aprovechando un entrenamiento de Shiatsu iniciado por un instructor brasileño de nuestra escuela, donde actué como supervisor, dado que era instructor “senior” de la escuela. Esto nos llevó a mantener algunas reuniones con los alumnos de la Facultad de Fisioterapia de la Universidad de Brasilia.

Foto de grupo después del seminario práctico con estudiantes de fisioterapia de la Faculdade de Educação de la Universidad de Brasilia

Todos mis libros posteriores, que hablaban sobre diferentes aspectos de mi práctica, siguieron la misión dedicada a Valentina y, nuevamente, todas las ganancias siempre fueron donadas para apoyar varios proyectos de voluntariado en Italia y en el extranjero. Supervisar la formación de algunos de estos proyectos me llevó a San Cristóbal de las Casas, Chiapas y La Habana, Cuba. Cuento nuestras experiencias, escritas por mí y uno de mis colegas que vive en Cuba, en otro libro (ver la lista de trabajos al final del artículo).

¡Increíble! ¡Qué historia! Otra iniciativa importante de su parte fue abrir el primer curso de Shiatsu del mundo en un entorno residencial para personas con trastornos mentales, que han cometido delitos. ¡Es impresionante! Uno podría tener miedo a esas personas, pero aparentemente no era su caso. ¿Cómo procedió con la administración del lugar y con estas personas ? ¿Cuáles fueron los resultados?

El proyecto de realizar un curso de Shiatsu en el establecimiento REMS (Residencia para la Ejecución de Medidas de Seguridad) de Casale di Mezzani (Parma) nació de la voluntad de la ARS (Agencia Regional de Salud) [v] de Parma, para incluir la práctica del Shiatsu en sus programas educativos destinados a los huéspedes del establecimiento, cuya efectividad ya había sido probada durante más de quince años de tratamientos reconocidos por el Departamento de Salud Mental y Adicciones Patológicas. La organización en el establecimiento de Casale di Mezzani, que comenzó en septiembre de 2015 (año de apertura del establecimiento) y también fue renovada los años siguientes, ha brindado una atención efectiva a todos los clientes del establecimiento. ¡Ninguno excluido!

Prácticas en «La Casa del Tíbet» en Votigno di Canossa (Reggio Emilia – Italia), Centro Cultural nacido bajo la bendición directa de SS el XIV Dalai Lama

La Ley 81 de 2014 creó un establecimiento sanitario en Italia que no tiene igual en el resto del mundo. El camino comenzó hace más de 40 años, con la famosa ley 180 de 1978 que decretó el cierre de los hospitales psiquiátricos. Con esta ley terminó una era, la del tratamiento penal de los locos. Según la Constitución italiana, quien haya sido juzgado incapaz de comprender y tener voluntad en el momento en que estaba en proceso de cometer un acto que constituye un delito, no puede ser procesado. Hasta la entrada en vigor de la ley, los pacientes psiquiátricos que cometían delitos eran encarcelados en instituciones denominadas “Hospitales Psiquiátricos Judiciales” que en realidad eran asilos penales. Se trata de lugares donde, paradójicamente, quienes han cometido un delito provocado por su patología se encuentran cumpliendo una condena más severa que quienes han cometido el mismo delito sin patología. Las REMS no son instituciones  judiciales sino estructuras de salud en las que las personas son atendidas por el magistrado competente y cumplen requisitos específicos. La misión principal de estas instituciones, que responden a la psiquiatría comunitaria, se basa en el principio de «recuperación» y el proyecto principal es el establecimiento de un proyecto terapéutico individualizado, destinado a redescubrir y potenciar las capacidades únicas de cada individuo. El objetivo principal de la institución, además de garantizar la seguridad de la atención para quienes lo necesitan (sancionado por la constitución), es su reinserción social, contribuyendo a quebrar el peligro social que ha provocado el hecho cometido.

El curso, como podría suponerse, fue un curso experimental abierto a operadores y huéspedes del establecimiento y arrojó resultados excepcionales, que relataré en mi próximo libro : «Un estado particular del ser, aspectos psicológicos, sociales y humanos de la práctica del Shiatsu en el ámbito social ”, tanto para los huéspedes y operadores implicados en el proyecto, como para el responsable del establecimiento. Un viaje futurista que tocó profundamente nuestras motivaciones, nuestros miedos y nuestras ansiedades y dio a cambio emociones intensas, superó barreras y prejuicios, permitiendo descubrir a la persona en lugar de su crimen.

¿Fue esta experiencia la que le impulsó a brindar tratamiento en el entorno carcelario, en la prisión » La Pulce » de la región de Emilia-Romagna ?   

No, en realidad es todo lo contrario, fue gracias a las experiencias de voluntariado, tanto en la prisión – primero en la prisión de menores de Beccaria en Milán y luego en la de Reggio Emilia – como a mi trabajo de tratamientos de Shiatsu realizado durante muchos años en el campo psiquiátrico, que tenía las habilidades para involucrarme en un proyecto tan grandioso como el de REMS; realizar los tratamientos antes y después del curso. Los proyectos en prisión nacieron gracias a la competencia de uno de mis compañeros de Milán con respecto a los menores y la voluntad de uno de mis alumnos, empleado en el municipio de Reggio Emilia, quien expresó su intención de llevar nuestros tratamientos a prisión. En ese momento acepté y gracias a la colaboración entre nosotros, yo con mis habilidades, él con sus conocimientos. Y gracias al interés del concejal para las políticas sociales del municipio, redactamos un proyecto con el director del penal. El gran aspecto humano de estas experiencias también se verá reflejado en mi próximo libro.

Bernardo Corvi presentando uno de sus libros » No estás solo … «

Se puede decir que todas sus experiencias van dirigidas a abrir el Corazón. Y fue entonces que en mayo de 2012 se produce el terrible terremoto de Mirandola, también en Emilia Romagna. Recuerdo que hubo muertos, muchos heridos y sobre todo muchos edificios destruidos. ¿Qué haces entonces cuando te enteras de esta situación ? 

Una vez más, es la colaboración la que permite pensar en proyectos de apoyo tan grandes. El rol de formador es una misión que puede ofrecer amplios horizontes tanto a los alumnos, dándoles la oportunidad de tener experiencias muy intensas, y en cierto sentido también profundamente espirituales, como para el camino de crecimiento del propio maestro. Es muy agradable estar disponible para los sueños de los estudiantes si sabes que tienes las competencias necesarias para poder hacerlos realidad juntos. Aquí está el papel del maestro, es decir identificar lo que reside en el alma de sus compañeros de viaje, comprobar su coherencia y viabilidad y hacer nacer las vivencias dictadas por el Corazón, como acertadamente Ud. subraya. Una disciplina se convierte así en una experiencia de vida. Organizar nuestra presencia en los campamentos de tiendas de Mirandola fue un trabajo agotador, que involucró motivaciones morales y espirituales, así como mi resistencia física. Brindamos apoyo a personas que lo habían perdido todo pero que se encontraron, aunque solo sea por unos momentos, en una burbuja de paz y serenidad. Practicamos en las carpas puestas a disposición por la protección civil, gracias al patrocinio del municipio de Mirandola, donde, incluso con aires acondicionados, las temperaturas rara vez bajaban de los 50 grados. Participaron más de 70 practicantes de toda Italia, de todas las escuelas. El proyecto condujo a la redacción del libro “Los ángeles del Shiatsu” (ver final del artículo), que ahora está agotado.

Shiatsu en Ciccio, 90 años, en Italia.

Me imagino que pasar por una emergencia debe haber sido un momento difícil desde el punto de vista humano, pero al mismo tiempo fantástico para ver lo que el Shiatsu puede hacer por las poblaciones en peligro. Desde un punto de vista profesional, ¿qué obtuvo de esta nueva experiencia ? ¿Ha cambiado su Shiatsu ? 

Tiene usted razón, la práctica de Shiatsu en un contexto de sufrimiento, tanto si se trata de poblaciones o individuos con dificultades, nos hace comprender la verdadera importancia de la disciplina, que se transforma así en arte. Sin ninguna duda, el Shiatsu es una técnica que utiliza las presiones de la palma de lass manos, los pulgares, los ante brazos, los codos y aporta beneficios a las tensiones musculares, a los malestares de todo tipo, estimulando la fuerza vital intrínseca de cada persona. Pero desde hace años, en Italia hemos empezado a pensar en un Shiatsu no terapéutico, que podríamos llamar un Shiatsu de valores. El Shiatsu funciona precisamente porque se establece una relación intrínseca entre las dos personas involucradas en un tratamiento, permitiendo una mejor condición, de acuerdo con el potencial, los tiempos y los métodos propios de cada uno. Sin duda, responde a la verdad de que el Shiatsu es una disciplina evolutiva. La mejor calidad de vida que esta práctica genera, además de la respuesta a los estímulos creados por las presiones, está profundamente ligada al hecho de que ambas personas son protagonistas, en un proceso que responde a un sentimiento de reciprocidad; relación que conduce a la expresión de la mejor parte de una pareja y donde hay una relación de calidad. Se abre el camino a un estado de cambio profundo que conduce a un mayor nivel de conciencia. Entonces podemos definir, sin lugar a duda, el Shiatsu como un encuentro, un momento en que surge una conversación espontánea y delicada, que se expresa a través de un código no verbal. Un lenguaje atento, educado y sobre todo en escucha. Una forma de expresarse, que, libre de tosquedad y de superficialidad, a veces llega a tocar capas profundas de la conciencia. Yo siempre he estado de acuerdo con mi amigo Francisco Contino, director del proyecto en Cuba [vi] cuando define que «Shiatsu no es un masaje, sino un mensaje». La forma de hacer Shiatsu cambia presión tras presión, experiencia tras experiencia, relación tras relación. Si es cierto que hay un Shiatsu para el bienestar, es cierto que también hay un Shiatsu para el alivio. El bienestar está al alcance de muchos, pero el alivio, por otro lado, podría ser una condición muy difícil de lograr para otros que siempre han estado en un camino difícil de incomodidad, que puede ser física, social, humana. Entonces aparece  un Shiatsu que escucha, no que busca, que se adapta, no que impone el cambio, que percibe el sentido de su tacto. 

A través de su vida como practicante de Shiatsu, vemos cuan presente está en Ud. la dimensión social y humanitaria y debo decir que eso me parece magnífico. Hoy está impartiendo seminarios específicos sobre » Shiatsu en un contexto de angustia social severa «. ¿Puede decirme rápidamente en qué consiste ? 

Puede parecer extraño pero los seminarios que organizo fuera del campo de la formación no tratan de enseñar nuevas técnicas, un área en la que muchos colegas son mucho más competentes que yo, sino del desarrollo personal a través de la práctica del Shiatsu. Les traigo el comentario de un practicante en Roma, que me parece el más representativo. Dijo: «He asistido a muchos seminarios y a muchos muy buenos maestros, pero este seminario es el único que me ha traído de vuelta a mí mismo».

No existe ningún método particular para practicar Shiatsu en un contexto de angustia social severa, que no sea lo que ya hacemos todos los días. En mis seminarios, por tanto, no propongo estrategias nuevas o incluso “milagrosas”. Lo esencial es conducirnos de vuelta a nosotros mismos. Es decir, un camino de toma de conciencia que permite utilizar la técnica ya conocida para reconocerse en ella, junto con el otro, unidos por un deseo de compartir emociones, estados de ánimo, sufrimiento, pero también momentos de alivio. Un proceso de redescubrimiento de lo que ya sabemos hacer, por tanto, pero con mayor atención para reconocer la suavidad en nuestras manos, que nos permite acoger y comunicarnos, los unos con los otros. Un proceso que siempre nos recuerda no imponernos sino escuchar. No querer, sino volar con el otro, reconociéndolo como una parte complementaria de nosotros. En consecuencia, es necesario un crecimiento interior que nos permita percibir, en cada momento de la relación, que el momento más importante de un tratamiento de Shiatsu es el que estás viviendo en ese preciso momento. Presta atención a la respiración, a la liberación de la tensión muscular, para sentir este peso que reposa sobre el cuerpo de la otra persona y la penetra profundamente. Profundidad en los tejidos, en las bandas, pero también la profundidad del sentimiento, de la relación.

Todo implica también la proposición de meditaciones y, según el contexto, la recitación de mantras.

Lección de Shiatsu en la sede del grupo Integración Armónica en La Habana.

¿En qué momento de su vida se dijo que además del Shiatsu también iba a hacer tatamis para masajes y venderlos ? 

Hace  más de quince años he estado haciendo estos tatamis transportables [vii] . Los produzco uno a uno, en un pequeño taller que tengo cerca de mi casa. Empecé porque noté la necesidad de los estudiantes y operadores profesionales de tener un puesto de trabajo que se pueda transportar cómodamente, liviano, confortable y muy suave para las rodillas. He probado muchos materiales hasta encontrar los que estoy usando actualmente y que son de la más alta calidad técnica. Gracias a que entrenaba todos los días sobre estos tatamis, pude diseñar medidas específicas, y probar las cualidades necesarias para tener un producto de alta gama. Durante más de quince años he producido al menos 250 al año y los envío no solo a toda Italia sino también a la mayoría de los países de Europa. Mis tatamis también se encuentran en Cuba, México, Martinica, Brasil y otras partes del mundo. Pude hacer estos tatamis porque originalmente era zapatero de oficio. Estaba familiarizado con la máquina de coser y todavía tengo varias máquinas de coser. Saber que incluso a través del uso de mis tatamis he dado la oportunidad de practicar cómodamente a miles de personas me llena de alegría y también me hace sentir en parte protagonista de la difusión de la práctica del Shiatsu en el mundo. Es una sensación agradable.

Cuando lancé la plataforma MSH, usted fue uno de los primeros en contactarme espontáneamente para ofrecerme donaciones de su material a todos los practicantes que deseen hacer trabajo humanitario. Muchísimas gracias por su generosidad. Me gustaría concluir esta entrevista con un mensaje suyo, dirigido directamente a la comunidad de Shiatsu, que te leerá.

Soy yo quien le agradece. Cuando vi el trabajo que estaba haciendo en MSH, me sentí involucrado y sé que puedo ayudar a las personas que ponen todo su corazón en lo que hacen, para que su práctica sea más fácil, más cómoda. Puede sonar extraño, pero cuando siento que puedo ayudar a las personas a hacer mejor su trabajo, me siento feliz. Sentí cuan cansador es practicar Shiatsu en condiciones extremas y de esta manera siento que una pequeña parte de mí estará involucrada en los tratamientos que de en sus proyectos.

Bernardo escribiendo

Me gustaría concluir con algunas frases de mi próximo libro:

“ En mi vida, he practicado con monjes budistas, párrocos, laicos. Traté a hombres que habían matado a sus semejantes, ladrones, prostitutas. Hice sesiones de Shiatsu para gente iluminada pero también para gente normal, gente corriente. Sin embargo … cada vez que he tocado con mis manos a cada uno, nunca he percibido una diferencia en su vitalidad, en su espíritu profundo, esa «cosa», es decir que impregna el alma ancestral de las personas y  las hace compuestas por la misma esencia que compone a cada ser vivo. 

El corazón de cada persona late, cada persona tiene sangre y Qi, un concepto fundamental en la cultura china, dentro del cuerpo. Cada persona tiene sentimientos. Todos, sin excepción aman a  alguien.

La raza humana tiene una tremenda necesidad de amor para afrontar su propio camino hacia la iluminación, para superar el odio. Sentimientos nobles pero simples que a menudo se expresan a través de acciones benévolas. «Mi religión es una sola: la bondad», enseñó SS el 14º Dalai Lama. Actos llenos de intención y cuidado, que generan reconocimiento, gratitud.

El reconocimiento es un acto de amor. » 

Muchas gracias por su testimonio, es una suerte  encontrarse con  una persona como usted..

Con mucho gusto.


Autor : Ivan Bel 

Traducción : María Elena Riva-Zucchelli


Libros de Roberto Corvi

  • Altri amici, un piccolo diario di esperienze Shiatsu in psichiatria e in prigione; (ed. Academia italiana de Shiatsu Do),
  • Gli angeli dello Shiatsu ; ed. Comunicación DB, 2013 
  • Incontrare il Tao a La Havana e altrove; ed. Comunicación DB
  • Non sei solo… La pratica dello Shiatsu in ambito sociale; ed. Mowie y Web

Notas : 

  • [i] Rodolfo Palombini (Rudy 1930-1994) introdujo el Shiatsu en Italia. Fundador de la Escuela Italiana de Shiatsu – SIS (1979), experto en masocinesiterapia, obtuvo en 1964 el primer diploma europeo en Shiatsu-terapeuta en la Escuela Nippon Shiatsu (ahora Japan Shiatsu College) entonces dirigida por el Maestro Tokujiro Namikoshi. R. Palombini profundizó sus estudios sobre Namikoshi Shiatsu introduciéndolo en la terapia de rehabilitación y el trauma deportivo. La experiencia adquirida a lo largo de los años, años de notas, pruebas e investigaciones dio como resultado la evolución natural del Namikoshi Shiatsu hacia el método Palombini, una cuidadosa codificación de un sistema adaptado a las necesidades del mundo occidental.
  • [ii] En 1994, el hijo de Rudy, Fulvio Palombini (nacido en 1955), reumatólogo y profesor de fisioterapia en la Universidad de Roma “ La Sapienza ”, se hizo cargo de la escuela. Fulvio Palombini, fiel a su formación como médico, respetando su actividad profesional, la rehabilitación motora, trabaja para que el mundo científico dirija su mirada hacia el Shiatsu de Namikoshi, para evaluar su efectividad a través de la experimentación.   
  • [iii] Mario Vatrini murió en 2007. Sólo hay un libro en circulación escrito en 1998, titulado » Strategie di Shiatsu » . Bernardo me dijo: » Tengo una versión publicada por Curcu y Genovese editore 2004. En el breve pie de foto, en el reverso de la portada, simplemente dice:» Mario Vatrini, alumno directo de los Maestros Yahiro y Masunaga, ha practicado Shiatsu desde 1975 y se graduó del estilo Iokai en Tokio en 1977. Tiene una escuela de Shiatsu “Majinai”. Es conocido por su competencia ”.      
  • [iv] En 1992-93 Mario Vatrini pasó unos meses en Brasil para experimentar personalmente las condiciones de trance del Umbanda, culto sincrético nacido del contacto entre las religiones tradicionales africanas y el cristianismo, cerca del Cadomblé de Río de Janeiro. Esta estancia le llevó a conocer y profundizar la relación de amistad y colaboración con Donna Vittoria Garofalo, hija de inmigrantes italianos y fundadora del proyecto Fly (Felipe de Lyon), con sede en Planaltina de Goyas, que tenía como objetivo donar educación y una comida caliente para niños locales. 
  • [v] En ASL italiano (Azienda Sanitaria Locale) 
  • [vi] Para conocer más sobre esta misión en Cuba, lea este artículo en italiano . Sobre Francisco Contino, esto es lo que dice Bernardo Corvi : “ Escribí el libro“ Conoce al Tao… ”con Francisco. En su presentación, sobre el libro, informa esto: “FRANCISCO CONTINO. Cuando, por alguna razón, tuvo que redactar su currículum, Francisco se dio cuenta de que a lo largo de su vida llegó tarde a tomar decisiones importantes; el clásico que solo entiende lo que realmente le interesa después de haber perdido años haciendo lo que realmente no le interesa. Podemos decir que sufrió un desfasaje crónico. Esto se puede decir sobre sus estudios universitarios, su trabajo como empleado y luego como profesor y así sucesivamente sobre todas las demás etapas importantes de su vida. Un rasgo que se repitió para sus dos mayores amores, el Shiatsu Do y especialmente su hija Annabella. La ventaja era que salir con gente más inteligente y más joven lo hacía sentir más joven que su edad: la desventaja era que sufría una sensación de incomodidad por llegar tan tarde a darse cuenta. Un día, visiblemente tarde y en Cuba, encuentra las 4 leyes de la espiritualidad de SAI BABA , en particular la tercera: CUALQUIER TIEMPO EMPIEZA ES EL MOMENTO CORRECTO. Así que ahora, cuando tiene que completar su currículum vitae, se limita a escribir: Francisco supo en su vida tomar todas las decisiones importantes en el momento oportuno.       
  • [vii] Para ver los productos vendidos, vaya a https://www.tatamiportable.com/  
Ivan Bel