Mientras que el tratamiento de las cefaleas y migrañas (frontales, oculares, laterales, occipitales y del vértice) es un gran clásico del Shiatsu terapéutico, el tratamiento de las migrañas hormonales en las mujeres sigue siendo un tema poco discutido y difícil de tratar. Sin embargo, es uno de los casos más recurrentes en la carrera de un practicante de Shiatsu, ya que el 80% de los pacientes suelen ser mujeres. Para no quedarse estancado en este tema, aquí hay algunos consejos de tratamiento.


A lo largo de la vida de una mujer, no es infrecuente que sufra migraña menstrual, lo que científicamente se denomina «migraña catamenial». Y para las mujeres que lo sufren en cada ciclo, es claramente un calvario con el que hay que convivir, ya que viven en  la angustia a la espera de su ciclo menstruel. Como practicante de Shiatsu, recomiendo a todo el mundo que se informe constantemente sobre todos los trastornos femeninos. Sinceramente, no podemos sentarnos y esperar que desaparezca, eso sería indigno de nuestra profesión. Así que veamos lo que la medicina occidental tiene que decir al respecto.

Una historia de hormonas

En general, la enfermedad de la migraña está vinculada a disfunciones neurovasculares, que aparecen bajo la influencia de factores genéticos, ambientales y a veces emocionales. En las mujeres, se trata de un descenso drástico de una hormona concreta: el estradiol endógeno. Esta hormona se utiliza para mantener los caracteres sexuales secundarios en las mujeres. Como la mayoría de las hormonas, se deriva por acción metabólica del colesterol a través de la testosterona. Saber esto es interesante, ya que indica la importancia del colesterol y la grasa en las mujeres, así como un poco de testosterona, para vivir armoniosamente desde el punto de vista hormonal. De hecho, el colesterol (así como el estrógeno) son los componentes básicos de una gran parte de las hormonas que producimos. Por tanto, las mujeres delgadas serán un público objetivo de la migraña menstrual, pero no son las únicas. De hecho, esta hormona puede encontrarse en forma sintética en los AINE (antiinflamatorios no esteroideos) y en ciertos productos ganaderos. La distribución masiva de estos medicamentos y la ganadería intensiva acabarán en la orina y luego en el agua corriente. Tanto es así que la Directiva Marco del Agua francesa exige que se controle el nivel de estradiol en el agua potable. En consecuencia, las mujeres gordas e incluso los hombres también pueden verse afectados por esta hormona, que se convierte en un disruptor endocrino.

 Existen dos formas de migraña catamenial.

  • La forma pura, que sólo se produce durante la menstruación. Según las estadísticas, entre el 5 y el 25% de los casos se encuentran en esta forma.
  • La forma que se agrava por una condición ya propensa a la migraña fuera del período

La visión de la medicina oriental

Si nos atenemos al libro de Maciocia «Ginecología y Obstetricia» podemos leer en la etiología que las causas son un exceso de actividad física que perjudica al Bazo y produce un Vacío de Qi y Sangre, y tensiones emocionales que estancan el Qi de Hígado y pueden crear subidas de Yang o Fuego de Hígado hacia la cabeza. Otra posibilidad es una sangre de hígado vacía. La sangre se acumula en el Baozi (útero) y no circula bien en el momento de la menstruación, lo que también afecta al Vaso Penetrante (Chong Mai).

Desde mi experiencia clínica, siempre es mejor:

  1. Preguntar como son las menstruaciones y lo sucedido durante el parto, si lo hubo. Casi siempre hay un momento en el que la persona ha perdido mucha sangre, ya sea por un parto, una operación importante o una menstruación muy abundante
  2. Compruebe la dieta, especialmente la calidad del agua y todo lo que afecte al hígado (especias, alcohol etc.)
  3. A menudo existe un cuadro emocional que debe ser tratado en paralelo
  4. Al igual que en la migraña lateral, el VB también suele estar implicado.
  5. Para los practicantes mas avanzados, pensad también en la antigua sangre, O-ketsu y las técnicas de Ampuko o  Qineizang para expulsarla del útero. Cuidado estas técnicas no son inofensivas, es necesario estar entrenado. 

Tratamientos

No hay que ser adivino y comprender que la cuestión gira alrededor de la sangre, lo cual es lógico cuando se habla de la menstruación. Hay cuatro cuadros principales de la migraña:

  1. Sangre vacía (del Hígado, del corazón).Por lo tanto es necesario alimentar la sangre de estos órganos + el Bazo
  2. El fuego del hígado (que va a la cabeza). Drenamos el fuego alimentamos el Yin y es bueno de pensar en ahuyentar el Viento que a menudo viene a sembrar la discordia en el Hígado, no hace daño.
  3.  El ascenso del yang del hígado (siempre hacia la cabeza).Combinamos el meridiano del Hígado y el vaso penetrante y abrimos el Luo.

Pero recuerda que el Shiatsu no es acupuntura. Así que no debes limitarte a presionar los puntos y esperar que funcione. Como dijo el maestro Kawada: “El ser humano no es una máquina. No basta con apretar botones”. Por lo tanto, es esencial masajear los órganos (aquí especialmente el Hígado), los meridianos, los grandes elementos y saber crear un tratamiento terapéutico adaptado al Shiatsu. Y esto se aprende, sobre todo en las escuelas de la UFPST (Francia) que ensenan las patologías en su plan de estudios. Ya que no es sencillo, especialmente en este caso.

Mi pequeño consejo para ayudarte: A menudo recomiendo un drenaje del Hígado en primavera en particular, utilizando una solución bebible a base de alcachofa, rábano negro y cardo mariano, en paralelo al tratamiento. La desintoxicación del Hígado una vez al año si no se controla la alimentación, es una buena idea. Pero sólo se drena el hígado. No hay que combinar con un drenaje renal al mismo tiempo como venden algunas marcas, ya que esto cansa al cuerpo innecesariamente. Cuando se drena un órgano, siempre es bueno tener los otros como apoyo.

Buenas prácticas.


Autor: Ivan Bel

Traductor: Lizette Cardenas