Reading Time: 7 minutes

¿Conoceis los puntos Hua Tuo Jia Ji? Durante mucho tiempo los profesores que encontré confundieron estos puntos con la primera línea de la Vejiga. Esta confusión suele deberse a un escaso conocimiento de la medicina oriental (china o japonesa), pero una vez que se adquiere, todo se aclara. Sin embargo, si bien estos puntos se utilizan y localizan fácilmente, es desde el punto de vista anatómico que revelan su interés. Sigue la guía.


Un médico adelantado a su tiempo

Hua Tuo (華佗) fue un médico que vivió en China entre los años 140 y 208 (estas fechas no son del todo precisas y aún se debaten con una precisión de 4 o 5 años) de la era cristiana, durante la dinastía Han Oriental, lo que le convierte en contemporáneo y mayor del gran Zhang ZhongJing (150-219). Tenemos conocimiento de su existencia gracias a las Crónicas de los Tres Reinos (siglo III) y el Libro de los últimos Han (siglo V). Era oriundo del condado de Qiao (譙縣), comandancia de Pei (沛郡), que se encuentra en la actual Bozhou, provincia de Anhui. Más tarde estudió los clásicos chinos en toda la provincia de Xu (que abarca partes de las actuales provincias de Jiangsu y Shandong) y fue destinado a altos cargos mandarínos. Pero prefirió la medicina a la administración. ¡Y fue brillante!

Lo que sorprende a los historiadores de la medicina china fue lo increíblemente avanzado que estaba sobre sus colegas de la misma época. Conocía un enorme número de plantas y sus técnicas de diagnóstico y tratamiento eran muy superiores a la media. ¿Cómo se puede explicar esta diferencia? Una posible respuesta es que ejercía en la región donde se desarrollaron las primeras misiones budistas indias en China. Se cree que no sólo estudió la medicina china de su época, sino también la medicina ayurvédica. De hecho, su propio nombre plantea preguntas: Hua Tuo combina el apellido chino Hua (華, literalmente «magnífico; China») con Tuo (佗, literalmente «joroba» o 陀 «colina empinada»), un nombre chino poco habitual. Su nombre se pronuncia aproximadamente ghwa-thā en chino antiguo, un nombre que podría derivar del término sánscrito agada, que se traduce como «medicina y toxicología». Y esto tendría cierto sentido, ya que era conocido por utilizar dos terapias en las que destacaba: la acupuntura y las hierbas.

Taoísta por gusto, confuciano por obligación, recorrió las regiones del norte y el centro de China y trató a un gran número de personas. Diecisiete de sus tratamientos están registrados en las obras mencionadas anteriormente. Pero es sobretodo conocido por ser el primer médico que utilizó un anestésico para operar. Su receta ahora llamada mafeisan (麻沸散) significa literalmente «cannabis, hervir, medicina en polvo», que es un polvo hervido de cannabis, que infusionaba en vino y daba a beber antes de la incisión. Lo más sorprendente de todo esto no es tanto la decocción que inventó, sino el hecho de que operara, pues no era en absoluto la costumbre de la época. La medicina china Han se basa en la teoría de las correspondencias. En este marco conceptual de la medicina china, el médico busca  aliviar la enfermedad recorriendo las cadenas de correspondencias desde el órgano enfermo hasta el órgano fuente, donde restablecerá el equilibrio funcional, como se sigue haciendo hoy en día. Pero decidió ir lo más rápido posible y no dudó en cortar la carne. Se podría decir que revolucionó la medicina antigua. Pero esta forma de proceder es una pista adicional de su conocimiento del Ayurveda, donde durante mucho tiempo se han utilizado drogas, cirugía y sutura (Cf. Jivaka Kumārabhŗta, médico y discípulo de Buda).

Además, dibujó tablas anatómicas, desarrolló ejercicios para el cuerpo (del tipo daoyin, el ancestro del qigong). Lo que llama la atención de él es la originalidad de sus tratamientos y yo les recomiendo que los lean en inglés si tienen la oportunidad. Sólo un ejemplo: una mujer es picada por un escorpión y no puede dormir de dolor. Le aconseja que ponga una mano en agua caliente y se queda dormida. ¿Cómo llegó a esta conclusión? Ése es su genio.

Mapa de los órganos internos, atribuido a Hua Tuo (元門脈訣內照圖 – Yuanmen Maijue Neizhao Tu). Impresión de la dinastía Qing.

Anatomía de los puntos Jia Ji

Aunque no se menciona en ninguna parte de los textos clásicos que Hua Tuo descubriera los puntos Jia Ji en la espalda (al menos no que yo sepa), vemos que su nombre está asociado a estos puntos. Así que no seamos más taoístas que el Tao y démosle crédito sobre la paternidad de estos puntos. ¿Por qué debemos hacerlo? Porque, como cirujano, probablemente se dio cuenta de que entre cada vértebra hay una salida nerviosa y que estos nervios están perfectamente dispuestos en los espacios entre las apófisis laterales. Por lo tanto, si se presionan o pinchan estos puntos, se actúa directamente sobre el sistema nervioso autónomo.

Los caracteres son siempre interesantes para entender el significado de su acción o uso.

  • 夹 (jia): pellizcar, presionar por ambos lados, poner en medio, entrelazar
  • 脊 (ji): espina dorsal, columna vertebral, vértebras

Que resulta lo mismo que decir «presiona ambos lados entre las vértebras». Pero hoy en día, estos puntos se estudian también desde el punto de vista anatómico y ahí todo tiene sentido. El sistema nervioso está formado en gran parte por los nervios esplácnicos. El nombre griego splankhnon significa «víscera», por lo que está relacionado con las vísceras del abdomen y la pelvis. Su acción es concomitante con la circulación esplácnica, es decir, la circulación de la sangre de las vísceras, en particular para crear un flujo sanguíneo durante la digestión.

Así se explica todo sobre la relación entre estos puntos y los nervios y por extensión con los órganos. Por eso, cuando tomamos cualquier línea horizontal en la espalda, estamos trabajando en un órgano concreto. Esta línea tiene un punto del Vaso Gobernador, luego un Hua Tuo Jiaji, un punto de la Línea de la Vejiga 1, luego un punto de la Línea de la Vejiga 2 y, a veces,  hay más allá un punto fuera del meridiano, que refuerza el trabajo sobre un órgano.

Ubicación

Hay 17 puntos Hua Tuo Jiaji en cada lado pero los médicos orientales modernos han extendido esta denominación a todos los puntos situados a 0,5 pulgadas de la línea del Vaso Gobernador (aunque algunas fuentes los sitúan a 1 o incluso a 1,5 pulgadas), desde las cervicales hasta las vértebras sacras, porque todos ellos tienen una salida del sistema nervioso autónomo que, por tanto, actuará en uno u otro órgano. Así que hay 28 puntos en cada lado, 56 en total. Pero, para ser sinceros, es difícil presionar correctamente los 3 primeros en la parte superior de las cervicales y generalmente utilizamos los 4 siguientes.

¿Crees que no los conoceis? Y sin embargo ya los usas. En el kata Namikoshi se tratan los que están a lo largo de la columna cervical. Los del sacro ya están de hecho en la línea 1 de Vejiga, son los huecos sagrados y todo el mundo los utiliza cuando sigue el meridiano de la Vejiga.

Esta familia de puntos nos lleva a considerar con buenos ojos el estudio del sistema nervioso para entender mejor sobre qué estamos actuando. esto es lo que les propongo descubrir en el próximo artículo…


Autor:

Ivan Bel

Traductor:

Betty Marc
Latest posts by Betty Marc (see all)